La innovación abierta, una gran oportunidad para empresas y emprendedores

La innovación abierta, una gran oportunidad para empresas y emprendedores

La tecnología lo está cambiando todo a un ritmo acelerado, incluyendo el comportamiento de los consumidores. Muchas empresas están abordando la transformación digital como nuevas oportunidades de estrategia de negocio, para responder a las nuevas necesidades de mercado, pues está claro que las empresas que no innovan, tienen altas posibilidades de desaparecer.

Sin embargo, en una era de disrupción tecnológica tan impresionante como en la que vivimos, no basta solo con tener gran capacidad interna como infraestructura, recursos financieros, humanos, etc., sino que además debemos tener la suficiente humildad y visión periférica para reconocer que el talento no solo está dentro de nuestra organización, que hay mucho talento afuera que nos puede ayudar a entender cuáles son esas nuevas oportunidades de negocio, para capturarlas en beneficio de nuestras compañías.

Vemos como cada vez aparecen nuevas startups que entran a competir al mercado brindando servicios especializados con tecnología innovadora, que grandes organizaciones a pesar de todos sus recursos no están desarrollando. Sin embargo, su talón de Aquiles está en el acceso a inversión y a mercado, algo con lo que sí cuentan las empresas. Es en este punto en el que la innovación abierta juega un rol fundamental.

Resulta de vital importancia generar nuevas relaciones de colaboración y confianza con nuestro ecosistema (startups, desarrolladores, emprendedores, clientes, proveedores, coworkings, universidades), que permitan por un lado desarrollar nuevas vías para capturar valor para la compañía; y por otro lado facilite a los emprendedores acceder al “know how” de la organización, a su ecosistema, e inversión para acelerar sus iniciativas en beneficio de ambas.

Trabajar junto a las startups, permite acoplar sus iniciativas con el conocimiento que tienen las empresas, para potenciar productos y servicios de una forma mucho más rápida, consiguiendo eficiencia operativa, generando ahorro de tiempo y dinero. También nos ayuda a estar al día con las principales tendencias, las cuales muchas veces no vemos por estar inmersos en el día a día de la compañía. La innovación abierta nos permite aprender a desaprender.

Uno de los puntos más beneficiosos, es el cambio cultural al que nos vemos expuestos al nutrirnos de las capacidades de los emprendedores, ayudándonos a ser más ágiles y más rápidos en un entorno tan cambiante como el actual.

Grandes corporaciones a nivel mundial como BBVA, Telefónica, Jhonson & Johnson, entre otras 150 grandes empresas, ya están trabajando con más de 2.000 startups en América Latina, según el reporte Corporate Venturing, elaborado por PRODEM, con el apoyo de Telefónica – Wayra. Sin embargo, esta oportunidad no se limita solo a grandes compañías, pues este proceso funciona perfectamente para cualquier organización, sea esta grande o pequeña, pública o privada, quienes pueden aprovechar sus beneficios a través de diferentes herramientas e iniciativas.

Una de estas herramientas es Disrupt Challenge, un laboratorio de experimentación en innovación abierta, que permite empresas de cualquier industria, explorar la cocreación de soluciones innovadoras a sus desafíos, junto a destacados emprendedores multidisciplinarios del ecosistema local. Puedes conocer más de las experiencias de nuestras cuatro ediciones en el siguiente link.

Sin duda, la innovación abierta es una gran oportunidad que las empresas en Ecuador deben aprovechar, y en el que aún hay un largo camino por recorrer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1
Hola
¿En que podemos ayudarte?
Powered by
X